Search here...
TOP
maternidad promo slider

Múltiples: comentarios, opiniones y comparaciones

Múltiples. No, no pasamos desapercibidos. Comentarios, opiniones y comparaciones están a la orden del día. Ni a estas alturas, en las que es habitual ver carros dobles, mellizos y gemelos en el parque, en la frutería…todavía a estas alturas hay comentarios que no logro comprender.

multiples comparaciones y opiniones

En dos años de maternidad múltiple, he oído comentarios de todo tipo. Las que lo habéis pasado sabéis que salir de casa a veces no es fácil.

Yo recuerdo, cuando las niñas tenían 6-7 meses, salir a dar una vuelta y desear no encontrarme a nadie por la calle. Pasear con mi carro doble tranquilamente, sentarme en un banco aprovechando los 5 minutos de paz que tenía antes de que se despertaran. Pero es misión imposible. Los múltiples son la diana perfecta para que la gente opine. Y digo yo…a caso se opina igual si una va con un solo bebé?

Con el tiempo se aprende. Recuerdo que al principio los comentarios empezaban saliendo de casa y no paraban casi hasta volver a ella. Y me empezaron a molestar todos por igual. Los buenos y los malos. La gente me daba la enhorabuena, me deseaba mucha salud para criarlas, me paraba para verlas (y compararlas)….otras me decían que qué cruz, que si no era una locura, si iba muy cansada…llegaron a darme el pésame! Poco a poco he ido aprendiendo a lidiar con los comentarios de la gente. Muchos son buenos y la gran mayoría sin mala intención, así que intento respirar profundo y sonreír…o contestar según lo que me digan!

El problema empieza ahora. Digo problema, pero en realidad simplemente se trata de encontrar la forma de encaminar estos comentarios. Las mellizas lo entienden absolutamente todo y hay dos temas que quiero abordar con ellas:

  1. La reproducción asistida
  2. Las comparaciones

El tema de la reproducción asistida me preocupa bien poco. Hablamos de ello de forma muy abierta tanto con la familia como con la señora que me encuentro en la carnicería. Para mi, la ciencia me ha ayudado a traer al mundo a las mellizas, así que solo puedo estar agradecida. Dar visibilidad, normalizar este asunto empieza en casa y ellas conocerán su origen sin tapujos. Acciones como los FertiCafés me parecen iniciativas estupendas para quitar hierro a este tema. No se es más ni menos madre ni más o menos hijo por haber llegado al mundo a través de un polvo o a través de una probeta.

En cuanto a las comparaciones…eso sí que me es más difícil controlar. A veces me cuesta incluso a mi no compararlas. Con la familia y el entorno más cercano tengo alguna discusión. No me gusta que comparen los avances, las habilidades que tiene una y que la otra todavía no ha desarrollado, que se ensalcen los logros para ponerlos en evidencia ante la que no lo ha conseguido todavía. En la mesa igual. Soy muy permisiva a la hora de comer. No fuerzo, no obligo a que se terminen nada. Y no me gusta que para que una coma, se mencione lo bien que lo está haciendo la otra. Pero en casa tengo algo de control.

comparaciones entre múltiples

El problema viene cuando llegamos la parque. La mayoría de veces que entramos, todas las cabezas se giran, todos los ojos las observan, y entonces empieza la fiesta. Empiezan los comentarios del tipo: ¿Quién es más mala? ¿Cuál duerme más? ¿Son iguales? ¿Cuál es más de la madre y cuál es del padre? ¿Qué ojos tan bonitos tiene ésta? A veces no doy crédito!

Yo me pregunto…si esto no se pregunta a una madre que va con un solo niño o con hermanos de edades diferentes, por qué a los múltiples sí que se lo preguntamos? El otro día Miriam me cogió de la mano al salir del parque y me dijo «La Miriam, de la mama». ¿Qué le pasaría por la cabeza para pensar que es mía? ¿Tiene que elegir entre ser mía o de su padre? ¿Puede ser ella sin tener que ser comparada ni tener que competir con su hermana?

Creo que su propia naturaleza ya las llevará a ser competitivas igual que también a ser solidarias la una con la otra, a prestarse ayuda, a darse la mano y a hacerse la zancadilla también. Eso viene implícito en la aventura de ser hermanas. Y sí, ser mellizas igual lo hace todo más obvio, pero y si les damos un respiro? Son hermanas, son mellizas, pero también son personitas que se irán y nos irán descubriendo. Sus diferencias serán lo que las haga únicas!

Mientras, aquí ando. Intentando lidiar con tanta comparación. Quitando hierro al asunto para que ellas no se den cuenta de que muchas personas las miran como si tuvieran que encontrar las 7 diferencias. Algún consejo sobre cómo reaccionar y actuar con comentarios, opiniones y comparaciones?

mamaprimelliza blog

«

2 COMMENTS

  • Sandra

    Hola Nuria! Solo decirte que me ha gustado mucho este ultimo post sobre comentarios en gemelos o mellizos.Me siento super identificada y no es facil hacer entender a la gente que no somos monitos de feria,soy mama de gemelas,y ademas madre soltera por eleccion,asi que imagínate hasta donde podrian llegar los comentarios. mis gemelas tienen 16 meses y me he aprendido rutas de calles menos concurridas simplemente por poder salir con ellas y no tener que pararme con nadie. cada vez le doi menos importancia,e incluso alguna contestacion que otra pego,pero como bien dices una mama de un solo bebe pasa completamente desapercivido,porque nuestras hijas. NO?en fin,…que gracias por compartirlo. Un abrazo tienes ynas niñas preciosas

    • Nuria
      AUTHOR

      Muchas gracias!!! Y enhorabuena!!! A ver si poco a poco se normaliza el asunto!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

@mamaprimelliza